Qué es un apósito secundario y cuál es su papel en el manejo de heridas

27.01.2021 0 Luis Nieto
Qué es un apósito secundario y cuál es su papel en el manejo de heridas

Los apósitos secundarios son apósitos que se utilizan para mantener el apósito primario en su lugar de forma segura. No entran en contacto con la herida, pero sí la cubren por completo. No es necesario que un apósito secundario sea absorbente, sin embargo, es una ventaja que pueda absorber el exudado que podría pasar por alto las capas del apósito primario.

Es especialmente relevante que los apósitos secundarios pueden ser una herramienta eficaz para proporcionar una funcionalidad adicional más allá del primer apósito. Por ejemplo, los apósitos hidrocoloides o de espuma pueden proteger el área de la herida y controlar el exceso de exudado. Sin embargo, si no se usa apropiadamente, también pueden aumentar significativamente el costo y el tiempo de cicatrización de las heridas. Esto hace que sea fundamental que los profesionales de la salud implementen prácticas efectivas para maximizar el tiempo de uso de los apósitos secundarios.

Desafíos del uso de un apósito secundario

Es posible que sea necesario quitar o reemplazar los apósitos secundarios por una amplia variedad de razones. Esto incluye el propósito de su uso, el tipo y la forma en que se colocan. Comprender estos desafíos y tomar medidas para evitarlos puede extender enormemente el tiempo de uso del apósito secundario.

Consultar artículo: Cada cuánto se debe cambiar un apósito

Movimiento: el apósito secundario debe mantener el apósito primario en su lugar previsto. Si el apósito subyacente se mueve, es probable que sea necesario retirar el apósito secundario y volver a colocar el apósito primario en su posición prevista.

Optimización del entorno de curación: los apósitos secundarios se utilizan a menudo para mejorar el entorno de curación más allá de lo que proporciona el apósito primario. Por ejemplo, los apósitos absorbentes pueden ayudar a controlar el exceso de exudado. En este caso, el tiempo de uso del apósito puede reducirse si el adhesivo médico utilizado para asegurar el apósito se debilita por la humedad del exudado.

Sostener los dispositivos médicos en su lugar: estos apósitos también se usan frecuentemente en el entorno hospitalario para ayudar a sostener un catéter u otro dispositivo médico en el área de la herida. Es importante que el apósito sea muy seguro en estos casos porque puede estar sujeto a un exceso de presión o tirones a medida que el paciente se mueve.

Incontinencia: los apósitos secundarios pueden ayudar a proteger el área de la herida debido a incontinencia u otras sustancias extrañas. Sin embargo, los fluidos corporales también pueden hacer que los adhesivos médicos pierdan fuerza. Como resultado, se expone el área de la herida a objetos extraños y se requiere cambios de apósito más seguido.

Ver producto: BSN Hypafix Fijador De Tela No Tejida De Apósitos Y/O Dispositivos De 10 M X 30 CM

Apósito secundario para heridas usos y relevancia: Mdmarket

Adhesivos médicos y su papel en el uso de apósitos secundarios

Los adhesivos médicos juegan un papel importante en la seguridad del apósito y en el tiempo de uso. Además de permanecer firmemente en su lugar, los apósitos deben poder retirarse fácilmente para reducir el trauma perilesional o las lesiones cutáneas relacionadas con adhesivos de dispositivos médicos como los apósitos o cintas de fijación. El paso más importante para mejorar el tiempo de uso y la protección de la piel es la aplicación de un protector cutáneo antes de la aplicación del apósito. Esto es especialmente importante para los pacientes que tienen un mayor riesgo de daño o irritación de la piel o que son sensibles a los componentes de los adhesivos médicos.

Apósitos especializados como los hidrocoloides pueden tener bordes adhesivos integrados. Sin embargo, esta disposición no suele ser eficaz en muchos casos de uso de apósitos secundarios. El apósito primario puede variar de ligeramente de adhesivo a no adhesivo. Esto se debe al diseño porque los apósitos deben desprenderse fácil y limpiamente del tejido herido y en cicatrización o granulación. Desafortunadamente, esto significa que sin soporte, estos apósitos no se adhieren de manera segura a las heridas.

Los apósitos secundarios pueden ser una parte importante del proceso de curación de heridas. Para que sean más eficaces, deben sujetarse firmemente al apósito primario mediante el uso de adhesivos médicos suaves e impermeables.

Para superar este problema, algunos apósitos vienen con un borde adhesivo. El centro hidrocoloide cubre la herida y se supone que el adhesivo entra en contacto con la piel. En la práctica clínica, sin embargo, los apósitos hidrocoloides con bordes adhesivos son difíciles de usar, aumentan el costo y generan más desperdicio. Mediante el uso de un apósito secundario y un adhesivo médico suave, fuerte e impermeable, los profesionales de la salud pueden cortar el apósito a la forma exacta necesaria y estar seguros de que el apósito permanecerá bien adherido por más tiempo.

Con el correcto uso de los apósitos secundarios, los profesionales del cuidado de heridas pueden garantizar que el exudado y otros fluidos corporales no debiliten el sello de fijación. Esto puede reducir la frecuencia necesaria de cambios de apósitos y ayudar a reducir los costos.

Ver producto: Smith & Nephew Opsite IV 3000 Apósito Transparente De Catéter Estéril De 10 CM X 14 CM, Caja con 50 piezas