Estomas neonatales y pediátricos: aspectos básicos que debes saber

28.10.2020 0 Luis Nieto
Estomas neonatales y pediátricos: aspectos básicos que debes saber

Las personas pueden sorprenderse al saber que los bebés, niños pequeños e incluso los recién nacidos prematuros pueden tener un estoma. La enfermería pediátrica especializada en cuidados de estomas es todavía un campo poco descrito y hay poca literatura e investigación disponible. Muchas enfermeras especialistas en ostomías que trabajan con adultos señalan que no se sentirían seguras o cómodas al atender a un bebé ostomizado.

Cuidar de un nuevo bebé o criar a un niño pequeño es un desafío, incluso en las mejores circunstancias. Si tu bebé necesita una cirugía de ostomía, sin duda tendrás miedo del procedimiento y muchas dudas de lo que viene después. Cuando se tiene un hijo pequeño ostomizado, se debe comprender la condición médica y los cuidados necesarios. Los padres de un paciente neonatal o pediátrico ostomizado requieren aprender nuevas habilidades. Por ejemplo, elegir el sistema de bolsa, saber colocarlo y retirarlo, así como aspectos esenciales del manejo de estomas neonatales y pediátricos.

El manejo y cuidado de estomas pediátricos o neonatales es una ciencia y especialidad, pero también es un arte que los médicos adquieren con el tiempo y la práctica. Informarse sobre los cuidados de estomas neonatales y pediátricos contribuirá a mejorar la calidad de vida de los recién nacidos, niños y adolescentes con estoma, así como la de sus familias.

La palabra ostomía es un término general para describir un procedimiento quirúrgico en el que se crea una abertura en el cuerpo. La abertura, llamada estoma, permite que las evacuaciones intestinales (heces) o la orina se elimine del cuerpo.

Aunque es más común en adultos, las ostomías no son un tipo de operación inusual para bebés y niños. Hay muchas razones por las que un recién nacido o un menor pueden necesitar una ostomía. A menudo, es un procedimiento que salva vidas.

Los estomas de bebés y niños pequeños deben ser rojos como el interior de la boca y deben estar húmedos y suaves. Al principio, el estoma puede sangrar un poco cuando se frotan o toca. Esto es normal porque los estomas tienen muchos vasos sanguíneos. Sin embargo, cuando se toca un estoma no hay dolor porque un estoma no tiene terminaciones nerviosas.

Es especialmente relevante que el estoma de tu bebé puede verse diferente a los estomas de otros niños que pueda ver en imágenes en Internet. Los estomas neonatales y pediátricos se diferencian de muchas maneras. Por ejemplo, algunos pueden ser temporales y otros permanentes. Además, ciertos pacientes pediátricos pueden tener más de un estoma. Los estomas también pueden ubicarse en diferentes partes del abdomen y pueden tener diversas formas y tamaños. Lo más importante, los estomas neonatales y pediátricos están hechos por diferentes motivos y la salida es diferente.

Como madre o padre, es importante saber el tipo de ostomía que tiene tu hijo. Cada tipo de ostomía ya sea en pacientes adultos o pediátricos tiene sus propias cualidades que se debe conocer para un cuidado adecuado.

El tipo de ostomía que le harán a tu bebé dependerá del motivo de la cirugía. Con una colostomía e ileostomía, la abertura se hace a partir de una porción del intestino. Mientras que para una urostomía, la abertura se hace en algún lugar a lo largo del tracto urinario. Las colostomías son el tipo de estoma más común en bebés, niñas y niños pequeños.

Estomas neonatales y pediátricos: aspectos básicos que debes saber: Mdmarket

Después de la cirugía

Puede ser estresante ver a tu bebé por primera vez después de la cirugía. El personal del hospital está ahí para ayudar. Asegúrate de hacer todas las preguntas posibles.

Cuando se mire el estoma por primera vez, es muy probable que el médico o la enfermera estén con usted. Recuerda que los estomas no tienen sensibilidad. Podrás observar suturas alrededor del estoma. Estos se disolverán por sí solos. Los padres a menudo se preguntan si la incisión puede infectarse. Esto es posible, pero muy raro.

No hay forma de que usted o tu bebé puedan controlar el efluente del estoma. Inicialmente, puede haber o no una bolsa de recolección sobre el estoma. Según el motivo y el tipo de cirugía, el estoma puede funcionar de inmediato o puede llevar unos días. Con el tiempo, se necesitará un sistema de recolección de ostomías neonatal o pediátrico para recoger las heces u orina y proteger la piel de tu bebé.

Después de la cirugía, el estoma puede estar hinchado. Es común que cambie de tamaño y se haga más pequeño. Puede continuar encogiéndose hasta ocho semanas después de la cirugía. La valoración continua del estoma por parte de un especialista en estomas neonatales y pediátricos es esencial.

El estoma puede crecer con tu hijo, esto en particular si el estoma se requiere durante mucho tiempo o si es permanente. Dado que los cambios en el estoma son normales, es importante medir el estoma periódicamente para estar seguro de que se está cortando la barrera cutánea al tamaño correcto. Por lo general, en las cajas de empaque de los sistemas de recolección de diferentes marcas viene una guía de medición muy útil.

Bebé ostomizado aspectos que debes saber sobre los estomas neonatales y pediátricos: Mdmarket

Antes de salir del hospital e ir a casa

Algunos aspectos que te recomendamos revisar o considerar antes del alta hospitalaria de tu bebé después de la cirugía son los siguientes:

  • Preguntar a la enfermera el procedimiento para cambiar la bolsa de ostomía neonatal o pediátrica. Vuelve a preguntar si tienes dudas de cualquier parte del procedimiento o sobre los productos para el manejo del estoma de tu bebé.
  • Lo ideal es tener la oportunidad de cambiar la bolsa en el hospital con la supervisión de un profesional de la salud que te vaya guiando antes del alta hospitalaria. La confianza para poner o quitar el sistema de recolección de tu hijo aumentará con la práctica.
  • Anota toda la información sobre la programación de visitas de seguimiento, medicamentos y otros cuidados que tu hijo pueda necesitar, como el monitoreo y cuidado de la incisión.

    Productos para el manejo de estomas neonatales y pediátricos

    Además de las bolsas, barreras cutáneas y sistemas de recolección, hay diferentes productos diseñados para el manejo de estomas en pacientes pediátricos o neonatos.

    Las partes clave de un sistema de bolsa que debes conocer son:

    • Barrera cutánea: es la placa cerosa que se adhiere a la piel y encaja perfectamente alrededor del estoma. Protege la piel del contacto con heces, orina o enzimas. No es una cinta adhesiva, pero debido a que cuenta con un adhesivo resistente mantiene el sistema de bolsa en su lugar. La abertura de la barrera cutánea debe ser del mismo tamaño que el estoma. Una barrera cutánea cortada a medida permite personalizar la abertura para que la piel esté cubierta y protegida. La barrera cutánea también debería ayudar a que el sistema de bolsa se adhiera a la piel.
    • Bolsa: por lo general de plástico y otros materiales especializados. Sirve para recoger la secreción del estoma. Está diseñada para contener el olor. Los accesorios son elementos opcionales y se pueden usar de acuerdo a la recomendación del profesional de la salud. Los ejemplos de accesorios incluye anillos de barrera, tiras hidrocoloides, pastas, polvos, cinturones, entre otros.

    Bebé ostomizado con bolsa de ostomía: Mdmarket

    Hay diferentes opciones de sistemas de recolección neonatales y pediátricos disponibles en el mercado. Consulta las opciones que manejamos en Mdmarket, clic aquí.

    Uso y cambio del sistema de recolección

    La frecuencia con la que se cambia el sistema de bolsa depende del tiempo que la barrera cutánea permanezca en contacto con la piel del bebé. Si el sistema de bolsa tiene fugas, causa reacciones cutáneas o no ajusta bien, es hora de cambiarlo. La bolsa también debe reemplazarse si el menor menciona que piel le quema, pica o si está tirando de la bolsa o parece incómodo cuando no hay otra explicación.

    El tiempo de uso típico de una bolsa para estomas neonatales y pediátricos puede variar de uno a dos días. A veces, los niños pequeños pueden tener hasta tres días de uso. Idealmente, se encontrará un tiempo de uso predecible, pero también deberá ser flexible. El tiempo de uso del sistema de recolección depende de la cantidad de efluente sale del estoma, el nivel de actividad de tu bebé y otros factores.

    Cuidado de la piel

    La piel alrededor del estoma se llama piel periestomal y es igual a la piel del cuerpo del niño o bebé. No es ni más ni menos sensible. Aunque el estoma no tiene sensibilidad, la piel alrededor sí. Uno de sus objetivos más importantes del cuidado de estomas neonatales y pediátricos es mantener la piel sana. Si la piel no se mantiene sana, pueden surgir problemas de la piel o problemas con fugas de la bolsa.

    En un bebé ostomizado prematuro la piel del bebé aún no ha tenido la oportunidad de desarrollarse y madurar. Por esa razón, se necesitará tener un cuidado especial con todos los productos que se utilizan en la piel de un ostomizado recién nacido. Los productos suaves, como las barreras cutáneas especiales para estomas neonatales y pediátricos, están diseñados para el cuidado de la delicada piel de estos pacientes.

    La piel de los bebés y niños ostomizados no debe irritarse, ya que esto puede resultar incómodo y causar complicaciones. Las áreas abiertas, un enrojecimiento persistente o protuberancias rojas en la piel no son normales. Es fundamental recibir la valoración de un especialista para determinar la causa del daño cutáneo para tratarla adecuadamente.